Skip to main content

Hemos iniciado este 2022 en el Estado de México también con un cierto espíritu de renovación en los gobiernos municipales. Ya sea porque lograron la reelección y las personas presidentas municipales estarán al frente otros tres años, o porque la ciudadanía decidió que era mejor un cambio de partido político al frente del Ayuntamiento. En cualquier caso, el inicio de un nuevo período de gobierno trae consigo la obligación de diseñar un Plan Municipal de Desarrollo que esté a la altura de las expectativas ciudadanas, al mismo tiempo en el que se atienden cuestiones de urgencia como el presupuesto, el pago de deudas atrasadas, etc.

Especialmente en el ámbito municipal, el saber distinguir y atender lo urgente de lo importante es algo que marca la diferencia entre una administración que atiende problemas y una que genera soluciones. Una de las cosas que pueden ser “importante pero no urgente” tiene que ver con la reforma de la administración municipal para tener un gobierno más abierto. El gobierno abierto no sólo puede mejorar la relación entre gobierno y sociedad, sino también la manera en la que este funciona para resolver los problemas. Pero para conseguirlo se requiere diseñar una agenda de reformas que atienda las necesidades específicas de cada municipio, alineada con las prioridades políticas que haya fijado la ciudadanía.

Con el objetivo de mejorar las capacidades institucionales para el desarrollo de estrategias de gobierno abierto, el año pasado se publicó la Herramienta de Autodiagnóstico en Gobierno Abierto Municipal, un proyecto desarrollado en clave colaborativa por el PNUD México y en el que colaboramos integrantes del Colectivo Ciudadanos por Municipios Transparentes, CIMTRA en conjunto con el INAI.

La Herramienta de Autodiagnóstico en Gobierno Abierto Municipal ofrece una serie de recomendaciones puntuales que los gobiernos municipales pueden adoptar, de acuerdo con sus propias características y prioridades, a partir de un diagnóstico básico. El objetivo es que puedan fortalecer sus capacidades institucionales y cuenten con mejores condiciones de implementar estrategias o ejercicios de gobierno abierto.

Mediante el uso de la herramienta se espera que las personas que la utilicen puedan identificar áreas de oportunidad y establecer las condiciones que permitan construir capacidades sostenibles que favorezcan la implementación de estrategias de Gobierno Abierto. Se trata de aplicar el gobierno abierto como una agenda de modernización administrativa, que a mediano plazo pueda fortalecer o reformar a las instituciones públicas y con ello mejorar el desempeño reforzando el valor público de las políticas y servicios.

Les invito a usar la herramienta que es libre y gratuita en el siguiente enlace https://bit.ly/3nbOfI4. Además, al ser posible que cualquier persona lo pueda realizar también puede ser útil para que, desde la ciudadanía, se desarrolle una agenda ciudadana para incidir en la mejora de la transparencia y la participación ciudadana en el gobierno municipal.

Columna publicada en El Sol de Toluca.

Daniel Rosemberg Cervantes Pérez

Lic. en Ciencias Políticas y Administración Pública por la Universidad Nacional Autónoma de México; Máster en Administración y Gobierno electrónico por la Universidad Oberta de Catalunya, España. Realizo investigación, consultoría legislativa y capacitación sobre transparencia, rendición de cuentas, participación ciudadana y gobierno abierto.